Reportaje, primera parte ... Por Hugo Perticari

Por Hugo Perticarari
www.reportajesalanoche.com.ar

REPORTAJE A BELÉN ILÉ (PRIMERA PARTE)

AMOR. NATURALEZA. CONVICCIONES. SUPERACIÓN.
LETRA Y MÚSICA DEL ALMA. LA REVOLUCIÓN DE LOS
SENTIDOS: BELÉN ILÉ”

-Tu reciente gira por Nicaragüa y Costa Rica, ¿cómo revolucionaron tu espíritu?
-Afloran mi alma y mi ser en cada viaje y cada reencuentro con la naturaleza. La comunión con el gran espíritu, la gran Madre. Vuelvo a percibir las dimensiones que la urbe oculta hasta de uno mismo, como la capacidad de tener sueño al caer el sol y la necesidad de amanecer cuando el sol sale. La necesidad de respirar profundo, de percibir los aromas, la magnitud del agua, de cada propuesta con la que nos envuelve de vida la naturaleza. Entrar en comunión, ser parte del todo. Me ví fuertemente impresionada en todos los aspectos de mi ser, ya que en dos meses recorrí muchos lugares, conocí a gente muy diversa y todas esas interpretaciones de la vida, que somos cada uno de nosotros, dejaron impregnadas en mí parte de sus esencias, y me transformaron. Entonces ahora soy un poco neozelandesa, chef vegetariana, un negro de Cahuita muy alto con aspecto de raro que detesta a los turistas y es un chamán maravilloso, una canadiense artesana, Maloca, que vivió en todos lados, un compositor que homenajeó a la naturaleza en toda su obra, una niña de seis años que vive en una casa sobre la cual se forma un arcoiris con cada lluvia, una familia cuya vida gira en torno a una montaña, su cascada y el horno de barro de su cocina, una niñita de dos años que cosecha café, un acompañante de camión que transporta café que estuvo veintidós días en el desierto intentando pasar la frontera desde México a Estados Unidos, una cantautora lesbiana en Centroamérica tradicionalista, una cantautora ícono… Podría pasarme horas enunciando a la gente que conocí y me transformó. Cómo todo esto se percibirá en la música?, espero que con más sentimiento, más vitalidad, más comunión… el mundo se ha metido en mí a través de las vivencias…
Hubo en este viaje dos conciertos que me hicieron vibrar muchísimo, que fueron en las ciudades nicaragüenses de Estelí y León, por la participación espontánea e improvisada de la gente en la música, por la entrega a la escucha, por el cariño, una pureza en esos oídos que me conmovió. También tocar con las y los percusionistas del Caribe y con Gabin de Benín, impresionantes. La belleza de la canción de Centroamérica…

-¿Qué músicas y ritmos estás incorporando en las canciones que estás componiendo? 
-El chamamé, el pop, la milonga, la zamba, el rasguido doble, el candombe. También estoy incorporando músicas de origen indio y africano, que son las dos megaculturas de la música de nuestro planeta que a mí más me identifican, junto con la cultura guaraní que a mí me toca por herencia materna.

-¿Cómo influye hoy en tu lírica?
-Me permito explorar nuevos formatos para la canción, con estructuras sencillas y conceptos más sintéticos. Me está haciendo falta menos información musical para decir lo que quiero.

-¿Me contás una experiencia de vida que te haya impactado de estos viajes?
-En mi último viaje no solo descubrí que la profundidad de la tierra es tan honda que hay comunidades que viven a veinticuatro horas en lancha desde el último pueblo occidental, es decir, cuan frágiles son las “fronteras” de lo “conocido”, sino que también descubrí otras fronteras que nos rozan la piel del alma a cada momento, si sabemos verlas. En Nicaragüa viví una epifanía de índole mayor... En Managüa, capital económica de este territorio nicaragüense de revoluciones y poetas, me tocó explicarle a dos mujeres de 32 y 37 años de edad, empleadas domésticas cama adentro en donde me hospedaba, cosas que para mi absoluto asombro y su absoluta naturalidad, ellas no sabían. Me preguntaron a cuánto estaba de lejos mi casa y ante mi respuesta de diez horas de vuelo y su asombro, “poeticé” pensando que simplemente no conocían Argentina, sobre lo maravilloso e inmenso de nuestro continente, que nos une el mismo trozo de tierra y mares. “¿Continente?”, me preguntan; “si, les digo, aún sin comprenderlas… América… donde están Nicaragüa y Argentina, nuestros países”. Sus caras de asombro y las risas cómplices me hicieron notar que la tierra se me movía… ellas no sabían absolutamente nada de lo que les estaba hablando; mientras reían me dicen con su bella y amorosa sabiduría, que ellas no fueron nunca a la escuela, que vienen del campo. Y mi cabeza empieza a girar! Me predispongo a explicar, siento que mi vida tiene sentido en este preciso momento y ellas maravillosas y maravilladas me preguntan más y más: qué es y dónde queda Europa, me toca explicarles que existen los Polos, la nieve, los mares, la Antártida, la forma de la tierra, todo es una absoluta novedad y yo siento que he viajado a otra dimensión, y no, es acá, es nuestra tierra, al lado nuestro, todo el tiempo. Durante los casi dos meses en que traté a estas mujeres, en que nos fuimos haciendo amigas y fui aprendiendo de ellas tantas cosas, jamás hubiera imaginado que la marginación llegara tan espesa y honda, ese era mi nivel de ignorancia. Sus sonrisas, su generosidad y ternura hoy me abrazan, pero también su abandono. Tardé varios días en poder escribir sobre esto si bien lo he contado cada vez que me preguntan sobre mi viaje.

-¿Qué comidas diferentes aprendiste a cocinar, y ahora las hacés en San Telmo?
-Yo vivo en la frontera de los barrios de San Telmo, Constitución y Montserrat. Impronta cultural planetaria. He aprendido a cocinar desde lo básico del naturismo, con algunos componentes macrobióticos, veganos, crudi y todo aquello que haga bien a la salud. Me gusta hacer diversas mayonesas de zanahoria, de zapallo, de lenteja, de porotos, y con eso completar los platos de cereales cocidos mixtos y ensaladas. Me gustan los condimentos de la India y África como el masala, y me gusta el sibarita arte del té, me encantan las infusiones y blends. También incorporé los chapátis de harina integral para acompañar los mates, con yerba misionera mucho mejor…

*A la brevedad este reportaje será incluido en la web www.reportajesalanoche.com.ar donde podrán encontrar entrevistas a Caloi, Antonio Tarragó Ros, Alejandro Dolina, Norman Briski, Alberto Migré, Rodolfo Mederos, Horacio Salas, Tute, Osvaldo Bayer, Alberto Cortez, Pérez Celis, Raúl Perrone, Víctor Heredia, entre otros. Además, los reportajes se complementan con las ilustraciones de Tute, dibujante y poeta.




Comentarios

Entradas populares